El Consorcio formado por las empresas Anape (Asociación Nacional de Poliestireno Expandido), Coexpan, Cicloplast, El Corte Inglés y Total Petrochemical Ibérica acaba de iniciar el proyecto de investigación EPS-Sure para ofrecer una solución técnica, ambiental y económicamente viable que convierta las cajas de poliestireno expandido (EPS) que se utilizan habitualmente como envase para almacenar, transportar y presentar productos frescos como el pescado –gran parte de las cuales acaban en los vertederos de toda Europa- en un recurso con valor: envases de yogur.

Este innovador proyecto sobre la Economía Circular de los Plásticos cuenta con una duración de tres años (julio 2017-julio 2020) y un presupuesto de 1,5 millones de euros.

La planta piloto en las instalaciones de Total Petrochemical Ibérica en El Prat de Llobregat (Barcelona) demostrará que es posible fabricar poliestireno (PS) reciclado de calidad adecuada para las altas exigencias que requieren las aplicaciones de contacto alimentario.

El proyecto, que transformará cajas de pescado en envases de yogur, cuenta con el apoyo de la Comisión Europea en el marco de su Programa Life en el área de Medio Ambiente y se enmarca en la nueva estrategia de la UE hacia una Economía Circular.

Por otro lado, el proyecto se desarrollará en España y está prevista la transferibilidad y replicabilidad de sus resultados a otros países europeos, con el apoyo de expertos internacionales de reconocido prestigio en la materia. De esta forma, sus responsables estiman que podría reducirse en un 80% el vertido de cajas de EPS en Europa, al fomentarse su reciclado.