Caprabo espera finalizar el ejercicio de 2016 con un incremento del 30% en la venta de la IGP (Indicación Geográfica Protegida) Patates de Prades, respecto al año anterior. En noviembre de 2015, Caprabo apostó por dar un paso más en su firme compromiso con los productos de proximidad incorporando esta IGP en sus supermercados, lo que representó la comercialización de casi el 25% de total de la producción de Patates de Prades.

Las patatas con IGP Patates de Prades provienen de un cultivo tradicional y se diferencian por la experiencia de sus agricultores y por el hecho de que están cultivadas a más de 1.000 metros de altitud con unas óptimas condiciones edafológicas y climáticas de la comarca del Baix Camp.

Junto a IGP Patates de Prades, Caprabo también comercializa dos Indicaciones Geográficas Protegidas más: la IGP Poma de Girona y la IGP Calçot de Valls. Además de estas tres IGP, en los supermercados Caprabo se pueden encontrar los 11 productos catalanes que tienen el sello oficial europeo de Denominación de Origen Protegida (DOP) y que convierten a Caprabo en el primer y único supermercado en contar con todas las DOP catalanas, unos productos con sello de calidad que, en el último año, han registrado un incremento de ventas de más del 25%.

La apuesta por los productos DOP e IGP de Caprabo es fruto de su compromiso con Federació Catalana DOP-IGP, para dar a conocer y fomentar el consumo de sus productos, poner en valor la economía local y la calidad y variedad de la producción agroalimentaria de proximidad.