Carrefour lanza en sus centros una nueva iniciativa con la que pretende reducir el consumo de embalajes y fomentar el uso de envases reutilizables. A partir de hoy, el cliente que lo desee podrá utilizar sus propios recipientes y bolsas para realizar sus compras en carnicería, charcutería, pescadería y frutería. La medida, denominada #Reutiliza, corresponde a la acción 101 del programa Act for Food, que incluye iniciativas concretas para ayudar a comer mejor y tiene como objetivo convertir a la compañía en el líder de la transición alimentaria.

Los recipientes deben ser transparentes con tapa y pueden ser tanto de cristal como de plástico. Una vez pesados los productos, se envuelven en papel, se etiquetan y se sirven en el envase del cliente. En el caso de las frutas y verduras a granel, el consumidor podrá utilizar su propia bolsa o malla transparente.

Con esta medida, la compañía ratifica su compromiso con la reducción de materiales plásticos al mismo tiempo que ofrece una alternativa más sostenible al consumidor. La compañía considera que la eliminación de los residuos plásticos es un desafío importante que requiere una respuesta colectiva.

Por ello, ha desarrollado diversas iniciativas como el lanzamiento de la bandeja reciclable y biodegradable para productos de pescadería, ha reducido el gramaje en los envases de los platos preparados, de las bolsas que se utilizan en frutería, de los sobres de productos de charcutería o en el tapón de algunas botellas de agua, entre otras medidas.