Durante 2018 Covirán situó sus ventas brutas bajo enseña en 1.372 millones de euros, después de incrementarlas un 2,5%: 1.238 millones de euros correspondientes a España y cerca de 134 millones a las ventas realizadas en Portugal. Son las cifras del balance anual presentado, este jueves 14 de marzo, en la sede de su Fundación y Escuela de Comercio, en Granada, de la mano de Antonio Robles y Rafael Cortés, presidente y consejero delegado, y director general, respectivamente.

Las nuevas cabezas visibles de la cooperativa granadina han repasado las principales magnitudes del ejercicio que se ha saldado con un crecimiento de su cifra de negocio del 5,6%, "ratificando a Covirán como líder del detallismo independiente en España y Portugal" según han resaltado en un acto que ha contado con la presencia de los componentes del nuevo Comité de Dirección.

En cuanto al beneficio antes de impuestos, el dato se eleva a 1,42 millones, un 13,6% más que el año anterior; mientras el beneficio neto se mantiene en términos similares a 2017, ascendiendo a 0,95 millones de euros. El Ebitda, por su parte, se ha incrementado un 2,41% hasta los 8,06 millones de euros, y el Cash Flow Social, a cierre de 2018, fue de 635 millones de euros, un 8% más que en 2017. 

Etapa de transición

Antonio Robles, que ha vuelto a coger el timón de la cooperativa, tras la reciente salida del anterior CEO, Luis Osuna, ha indicado que retoma el cargo con la misma ilusión "o más" que durante en su etapa anterior. Según ha expresado su presidencia será una etapa de transición en la que se marcará la estrategia futura de la cooperativa, reforzando el valor del modelo de negocio, y que, hecho este trabajo, dará "un paso al lado, que no atrás, para que otro asuma la presidencia". El nuevo presidente ha subrayado que "Covirán inicia un nuevo ciclo con toda la fuerza, el empuje y, sobre todo, el compromiso de trabajar con las miras puestas en nuestros cerca de 2.500 socios, el mayor capital que tenemos".

Robles ha incidido en el mensaje de que "somos una empresa con causa"; y en que es fundamental trabajar con una plena orientación al punto de venta, con proyectos vinculados directamente a la mejora del socio y buscando la excelencia en el servicio ofrecido. Nuestra máxima debe ser la rentabilidad de los más de 3.000 supermercados que a día de hoy suma Covirán". El presidente agradeció a los integrantes del Consejo Rector su compromiso y esfuerzo constante para velar por los intereses de los socios y de los empleados.

Por su parte, el nuevo director general de Covirán, Rafael Cortés, con una trayectoria de 28 años en la cooperativa, detalló los principales proyectos abordados en 2018 en una triple vertiente: económica, social y ambiental; destacando "la solvencia y la estabilidad de una empresa como la nuestra, una cooperativa líder en la Península que ha sabido conjugar el crecimiento económico con el progreso social y la mejora de cada territorio donde estamos presentes". "El capital fundamental de Covirán son sus personas y es parte de la clave de nuestro éxito, confiar en el binomio Socio-Cooperativa", subrayó Cortés. 

26,3 millones de euros de inversión

El nuevo director general de Covirán explicó que en el capítulo inversor, durante 2018, la cooperativa y sus socios han destinado un 3% más que en 2017 para totalizar 26,3 millones de euros. De esa cantidad, la contribución de la cooperativa fue de 13,25 millones, una cifra aplicada a la mejora y modernización de las plataformas. En este sentido se ha destacado la adquisición de su centro logístico de Sintra (Portugal), la mejora de la productividad y eficiencia operativa, así como al desarrollo tecnológico. En el apartado formativo, Rafael Cortés ha destacado la adquisición en propiedad de la nueva sede de la Escuela de Comercio ubicada en Sintra.

En 2018 la cooperativa ha llevado también a cabo la apertura de una nueva plataforma de distribución en Sabadell, Barcelona, destinada a la distribución de productos frescos, refrigerados y congelados. La inversión en este centro logístico ha alcanzado 2 millones de euros y tiene como objetivo de mejorar y potenciar el crecimiento en la sección de frescos para los asociados de Dusa, en Cataluña. Tras la integración de este grupo a finales de 2017, Covirán sumó a su red la plataforma ubicada en Barberá del Vallés. Ambos centros de distribución suman un total de 9.000 metros cuadrados de sala de ventas. En total, son más de 428.000 los metros repartidos en los 30 centros logísticos con los que cuenta en la actualidad el grupo, tres de ellos situados en Portugal

En cuanto a la actividad de sus marcas propias, Rafael Cortés ha indicado que el último ejercicio Covirán aumentó las unidades vendidas de estos productos un 1,8% en España y el 1% en Portugal, de forma que los ingresos en este capítulo suponen un 28% en España y un 20% en Portugal. Por su parte, los frescos tuvieron una participación del 18% y del 12% en España y Portugal, respectivamente.

2.467 socios: 2.244 en España y 223 en Portugal

En la Península Ibérica Covirán cuenta con 2.467 socios: 2.244 en España y 223 en Portugal. En tanto que el número de supermercados adheridos a la enseña suma 3.034, de ellos, 2.751 están implantados en España y 283 en el país vecino. "Estos números consolidan a Covirán en el segundo puesto en el ranking nacional del sector por número de establecimientos, y entre los primeros en Portugal", según ha destacado Cortés durante la presentación.

En cuanto a la cuota de mercado, se mantiene en un 2,76% en España y se incrementa en Portugal hasta el 0,88%. Hay que indicar que, si solo se tiene en cuenta los establecimientos con un máximo de 1.000 metros cuadrados esta cuota se eleva al 6,42% en España y al 2,55% en Portugal. El director general de Covirán ha resaltado que la cooperativa "ejerce su actividad como única enseña en numerosos municipios operando en solitario en el 5% de menos de 10.000 habitantes (71 municipios) y en el 26,7% de menos de 2.000 habitantes, (310 municipios)". 

Objetivos de cara a 2019

De cara a este 2019, la cooperativa prevé destinar una inversión de al menos 10 millones de euros y abrir entre 125 y 150 tiendas para incrementar un 4% sus ventas: un 2,5% en España, con Cataluña, Madrid y Levante como principales zonas de expansión.

El objetivo de Covirán es seguir afianzando los establecimientos de proximidad "para hacerse más fuertes en toda España", ofreciendo a los socios "las mejores condiciones de compra y servicios, en total libertad", en palabras de Antonio Robles. En esta línea la cooperativa no descarta la posibilidad de incorporar en un futuro tiendas franquiciadas del Grupo DIA, una vez finalicen los contratos que les ligan a la cadena.

Sobre la situación del proyecto de entrada con establecimientos en Marruecos, los nuevos responsables de Covirán han indicado que se siguen explorando las posibilidades, pero que de momento no se dan las condiciones para iniciar la venta. "Es un mercado en el que hay muchas oportunidades, pero todavía no es oportuno", ha señalado Cortés. 

Por último, Covirán seguirá con su proyecto de desarrollo del ecommerce y esperan hacer alguna prueba piloto este año. Cortés ha expresado que "la venta online es una realidad y no se puede mirar para otro lado"; pero que es algo que en la cooperativa no se afronta como una prioridad. En estos momentos las posibilidades de la venta online se están testando a través de la creación una página web abierta solo a empleados, en la que éstos pueden realizar sus compras dentro de la ciudad de Granada.