Mercadona ha pulverizado en 2018 los objetivos que se había marcado para ese año, cosechando el mejor resultado de su historia, según anunciaba su presidente, Juan Roig, en la tradicional presentación de resultados a los medios de comunicación que tiene lugar cada año en Valencia. De esta forma, el pasado ejercicio el líder de la distribución española lograba aupar su beneficio neto un 84%, hasta los 593 millones de euros; tras experimentar una mejora del 6% en su facturación bruta a superficie constante, alcanzando los 24.305 millones de euros, con 11.848 millones de kilos-litros vendidos, un 2% más. La facturación neta se situó en 22.235 millones de euros, un 5,8% mas respecto a 2017.

Durante 2018 la cadena valenciana incrementaba también las inversiones, con cargo a sus recursos propios, un 50%, totalizando 1.504 millones de euros; lo que responde a la decisión tomada hace dos años de transformar la compañía. Juan Roig ha detallado, durante la presentación de las cifras en el Centro de Coinnovación que la empresa tiene en el Polígono de Fuente del Jarro en Paterna, que "desde la puesta en marcha en 2017 de este proyecto disruptivo se ha registrado un incremento acumulado de más de 125 tickets por tienda y día de media". Datos que, como ha indicado el presidente de la compañía, "ponen de manifiesto que el proceso transformador en el que se encuentran inmersas todas las personas que forman el Proyecto Mercadona está sirviendo de impulso" para afrontar los próximos retos.

1.636 tiendas, tras abrir 29 y cerrar 20

La cadena ha finalizado 2018 con 1.636 tiendas, tras abrir 29 nuevos supermercados y cerrar 20 "que no se ajustaban a los estándares de amplitud y comodidad de la cadena", según palabras de Roig. Entre ellas, destacan las aperturas en Ceuta, La Palma y Melilla, que le han permitido completar su presencia en todo el territorio español. Además, y en su proceso de cambio Mercadona ha seguido reformando su red de supermercados y ha finalizado el año con 400 supermercados del Nuevo Modelo de Tienda Eficiente (Tienda 8), después de reformar 215 tiendas.

En 2018 la empresa también ha realizado iniciativas como la puesta en marcha el pasado mes de agosto de la sección "Listo Para Comer" en el supermercado de la localidad valenciana de Burjassot, al que paulatinamente se han ido sumando otros, hasta cerrar el año con un total de 11 supermercados en la provincia de Valencia con esta sección. "La excelente acogida por parte de los clientes hace que en 2019 esta sección tenga previsto implantarse en 250 supermercados más de la cadena", según Roig; que ha confirmado que la nueva propuesta estará también presente en los nuevos supermercados que se abrirán en Portugal durante este año.

El 1,9% del PIB español

Juan Roig ha explicado que Mercadona se ha dedicado, igualmente, en el último ejercicio a evolucionar las figuras del Interproveedor y del Proveedor Especialista; así como el marco de relación con ellos. La compañía cuenta ya con 1.400 proveedores "Totaler", en lo que es un proyecto abierto dado "que no importa el tamaño del fabricante y sí su especialización y agilidad para satisfacer a "El Jefe" con productos diferenciales y con una excelente calidad, lo que genera una responsabilidad compartida", según ha expresado Roig. Igualmente, la empresa cuenta con 2.387 proveedores comerciales y de servicios. Las compras de Mercadona en el mercado nacional ascendieron a 18.640 millones de euros en 2018, lo que representa el 85% del total de las adquisiciones realizadas por la organización ese año, y 1.107 millones de euros más que en 2017.

Durante 2018 Mercadona ha creado 1.800 nuevos puestos de trabajo para cerrar el ejercicio con una plantilla de más de 85.800 personas, de las que 300 son portuguesas. La compañía ha destinado ese año a formación más de 70 millones de euros y ha continuado apostando por la promoción interna, con un total de 860 personas ascendidas a puestos de mayor responsabilidad; así como por la igualdad: "como pone de manifiesto el hecho de que haya finalizado el año con una plantilla mayoritaria de mujeres, y de que éstas ocupen el 47% de los puestos directivos", ha reseñado el presidente de la cadena de supermercados.

Juan Roig: "Estamos jugando más fuerte que nunca en nuestra historia"

En el ámbito laboral, Roig ha destacado el hecho de que a finales de 2018 la valenciana firmara con los sindicatos mayoritarios el nuevo Convenio Colectivo de empresa y Plan de Igualdad 2019-2023. Según el empresario, "esto ha supuesto un nuevo marco laboral, más igualitario y social que refuerza el compromiso de Mercadona con el empleo estable y de calidad, al tiempo que consolida su apuesta por mejorar el poder adquisitivo de la plantilla con un sueldo mínimo de 1.328 euros al mes/brutos, a los que se suman, además de la prima por objetivos, otros complementos propios de la Política Retributiva de la compañía que suponen incrementos de un 11% anual hasta el tramo 5, que se alcanza tras cuatro años en la empresa, y un incremento progresivo del salario base vinculado al IPC y a la productividad".

Juan Roig ha detallado también que del beneficio total generado por Mercadona, un 25%, se ha repartido con la plantilla, en total 325 millones de euros en concepto de prima por objetivos; un 25% de las ganancias, 295 millones, se ha revertido en la Sociedad, de los que 2 millones corresponden a Portugal, en concepto de impuestos, con un tipo impositivo efectivo en el impuesto de sociedades del 22%; un 40%, sobre 470 millones, se ha reinvertido en la empresa como recursos propios, y el 10% restante se ha repartido entre los accionistas vía dividendos.

Mercadona ha avanzado también en su compromiso con un modelo de negocio responsable y sostenible, "mejorando la calidad del trabajo e invirtiendo en el cuidado medioambiental y bienestar animal", ha manifestado Roig. En 2018 se han promovido, igualmente, iniciativas como la eliminación de las bolsas de plástico por otras reutilizables y reciclables de papel y material reciclado, dándole una segunda vida al plástico de los embalajes de sus tiendas; así como el compromiso de comercializar antes de 2023 solo huevos procedentes de gallinas criadas sin jaula o la apuesta por un transporte más sostenible a través de 54 camiones a gas natural.

De acuerdo con la metodología del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), la aportación global de Mercadona a la creación de riqueza en España, representa el 3,4% del empleo total del país, (630.000 puestos de trabajo), el 1,9% del PIB (22.900 millones de euros).

Con foco en el online y la internacionalización

En mayo de 2018 Mercadona ponía en marcha su primera "Colmena", el almacén desde donde se centraliza la preparación y distribución de los pedidos online que sirve a 97 municipios de la provincia de Valencia. Tras casi 8 meses de funcionamiento de este "laboratorio", híbrido entre tienda y plataforma logística, en los que la compañía ha ido incorporando distintos progresos para mejorar el servicio que da a través de su nueva web, el directivo ha avanzado los primeros resultados de esta apuesta. Así, ha detallado que se han duplicado los pedidos realizados por este canal en dicha zona, en comparación con las cifras de la anterior Telecompra, con una facturación mensual de 2,2 millones de euros. Un dato que avala la decisión de iniciar el servicio online en Barcelona el próximo 12 de junio; mientras la "Colmena" de Madrid se espera esté operativa a finales de 2019 o comienzos de 2020. Dos ciudades a las que se sumarán almacenes online en otras localizaciones a lo largo de toda la geografía española.

Por otra parte, el próximo 2 de julio la empresa verá materializado su proyecto de internacionalización con la apertura de la primera tienda fuera de España, en la población portuguesa de Vila Nova de Gaia, Oporto. Las siguientes tiendas en el país vecino estarán ubicadas en los distritos de Braga, Porto y Aveiro. La plantilla en Portugal suma ya 300 personas y se han invertido cerca de 60 millones de euros que, además de la construcción de las tiendas, permitirán inaugurar un bloque logístico en Póvoa de Varzim. Durante estos doce meses Mercadona ha seguido definiendo el surtido para adaptarlo a los gustos y hábitos del consumidor portugués, para lo que ha realizado más de 2.000 sesiones en el Centro de Coinnovación de Matosinhos (Grande Porto).

Roig ha apuntado también la intención en un futuro de abordar nuevos mercados internacionales, más allá del portugués, sin desvelar su interés en ningún país concreto, aunque lo más lógico es que se realizase "en mancha de aceite".

Inversión histórica de más de 2.300 millones en 2019

El presidente de la empresa valenciana ha anunciado que en el periodo 2019/ 2023 Mercadona acometerá una inversión de 10.000 millones de euros. En concreto, para el presente año está previsto realizar un desembolso histórico en este capítulo de más de 2.300 millones de euros, un 50% más. Un esfuerzo que se destinará a la apertura de 49 nuevos supermercados, 10 de ellos en Portugal; a la reforma de 390 supermercados con el Nuevo Modelo de Tienda Eficiente; a seguir desarrollando el "Proyecto de Frescos Global" y a la implantación de la sección de "Listo Para Comer", en otros 250 supermercados a lo largo de este año.

El objetivo de la compañía de Juan Roig en 2019 está en alcanzar los 25.200 millones de euros de facturación, un 3,7% más y llegar a crear 1.000 nuevos puestos de trabajo; aunque el beneficio neto se quede en los 435 millones de euros, un 27% menos.

Otro de los focos de Mercadona para el presente ejercicio pasa por la optimización de la red logística, que se abordará por medio de la automatización. Además, la compañía seguirá destinando recursos importantes a la transformación digital, a las aperturas de los dos nuevos almacenes para online, así como a contribuir a la eliminación de sobreesfuerzos de sus trabajadores.

En palabras de Juan Roig, "todos los que formamos Mercadona nos hemos marcado para 2019 un reto claro: perseguir un crecimiento sostenible basado en la eficiencia, la diferenciación, la sostenibilidad y la innovación, con la determinación y humildad necesarias para corregir los errores que por el camino vamos a cometer y para seguir construyendo un proyecto que la gente quiera que exista y que apueste por el crecimiento compartido. Porque, tal y como tuve la oportunidad de leer en el libro Capitalismo Consciente, igual que las personas no vivimos solo para comer, tampoco las empresas existimos solo para lograr beneficios; ahora bien: las personas no podemos vivir sin comer y las empresas no podemos vivir sin beneficios".