AMDPress.- El grupo Agrolimen, a través de su filial Gallina Blanca, se ha hecho con el control del 100% de la sociedad Flo, S.A., propietario de pastas alimenticias El Pavo, con la adquisición a la familia catalana Flo del 50% que aún no poseía. Sin embargo, según han anunciado ambas empresas, Antonio Flo Tomás mantendrá su cargo como presidente del consejo de administración de la empresa, en el que también seguirá como consejero su hermano Juan Flo.

Gallina Blanca aterrizó en el capital de Flo en febrero de 2000 con la compra de la mitad de las acciones de esta histórica firma catalana, fundada en 1898 y con sede en Rubí, que tradicionalmente ostenta el liderazgo absoluto en el sector español de pasta laminada (canelones y lasaña) con una cuota del 50% y uno de los pioneros en introducir la pasta fresca en nuestro país, segmento que también abandera con una participación de casi el 30%.

Esta operación, de la que no se ha querido desvelar el precio, entre dentro de la estrategia del grupo Agrolimen de potenciar su expansión en el sector de platos preparados refrigerados, especialmente los elaborados a base de pasta fresca, un segmento todavía incipiente en nuestro país y con un ritmo de crecimiento de entorno al 30%, tanto en volumen como en valor en los últimos dos ejercicios, según los datos de la consultora ACNielsen. “Seguiremos con la estrategia de desarrollar nuevas líneas de producto que permitan potenciar la posición de EL Pavo en el sector de pastas alimenticias de alta calidad”, aseguran fuentes de Gallina Blanca. Además, Flo es en la actualidad el único fabricante español que elabora este tipo de pastas refrigeradas, ya que el resto de operadores (Rana, Nestlé o Pastas Gallo, que se introdujo en este mercado en marzo de 2000) importan este producto de Italia.