AMDPress.- Alimentos Congelados, filial del Grupo Findus, ha vendido su planta de Olmedo (Valladolid) a Iberfresco Fresh Product Company, en una transacción que se formalizará a finales de 2003 y que implica también el traspaso de los 96 empleados (35 fijos y 61 discontínuos). La compañía compradora está liderada por un ex-director de esta planta vallisoletana, Jesús Higelmo, quien ha creado esta nueva sociedad junto con un grupo de accionistas locales.

La subsidiaria española de Findus mantendrá operativas sus plantas de Badajoz, donde produce los vegetales congelados, y de Marcilla (Navarra), donde centraliza la mezcla, envasado, almacenaje y distribución. Según la firma, el acuerdo de venta, que incluye un compromiso de suministro por parte de la sociedad compradora para tres años renovables, permitirá "concentrar esfuerzos en los planes de innovación, tanto en vegetales congelados básicos como en los nuevos segmentos en los que la compañía va a participar en un futuro próximo".

Alimentos Congelados tiene una previsión de ventas de 70 millones de euros en 2003, con un incremento de ventas del 7,7% respecto al año anterior. Crecimiento que se uniría al 3% registrado en 2002 y que suponía los primeros réditos de su plan de saneamiento impuesto en 2000, basado en un cambio de la política de precios, la mejora de la cartera de productos y la racionalización de su estructura productiva. Mediante este plan, la compañía afirma que en los tres últimos años los márgenes han aumentado un 200%, a cambio de una reducción del 40% en los volúmenes de venta.

Dentro de esta estrategia, la compañía, que contaba hasta el momento de la venta con una plantilla media de 570 personas, ha ido incrementando el gasto destinado a marketing. Así, prevé acabar el presente año con una inversión de 3,7 millones a esta cuenta, medio millón más que el ejercicio precedente.