Aral Digital.- VI.P, la Asociación de Productores de Fruta del Valle Venosta ha presentado la nueva marca con nombre femenino “amélie”, que será utilizada en las manzanas del valle italiano que se extiende entre Merano y el paso Resia.

Así, desde el pasado mes de marzo y con algunas diferencias en cuanto al momento de la presentación según los distintos canales comerciales, las manzanas cultivadas por los productores de fruta del valle no tendrán solamente la marca “Val Venosta”, con la característica mariquita que por años ha acompañado a toda la producción de la zona.

El hecho de utilizar una marca única estaba motivada por el hecho de que todas las manzanas VI.P del valle Venosta están producidas bajo las mismas características organolécticas y cualitativas. Con la introducción de la marca “amélie”, VI.P quiere distinguir de una forma más precisa las manzanas que encarnan a la perfección la calidad de siempre que simboliza el Valle Venosta de aquellos que no llegan a ese grado de excelencia.

La marca “Val Venosta” con la tradicional mariquita permanece como la única marca de referencia para las manzanas que tienen forma y colores óptimos, una marca capaz de subrayar el origen de las manzanas y que garantiza una calidad excepcional debida al especial microclima del valle y a los métodos de cultivo que, desde siempre, asocian el uso de la tecnología más evolucionada a la experiencia de los agricultores.

La marca “amélie” será utilizada por todas las otras manzanas. Se trata de una marca de fantasía que no hace referencia al lugar geográfico de donde proceden las manzanas, sino que la intención es valorizar todavía más la relación con la tierra de origen de los productos de alta gama, ofreciendo simultáneamente una marca atractiva y atrayente para las otras manzanas.

Se trata, además, de una palabra fácil de pronunciar en muchísimas lenguas, desde el italiano al alemán, del español al inglés, y que contiene en su interior el sonido “mela” (manzana, en italiano). Por último, se sugiere también un toque femenino, placentero y un poco intrigante, como las manzanas del Valle Venosta.

La marca, utilizada principalmente para el packaging, consiste en la palabra “amélie” sin la letra mayúscula inicial y con el acento en la “é” con forma de una hoja estilizada. Otras dos hojas, que recuerdan también el perfil de dos montañas, subrayan y completan el logotipo. Así, el fucsia, femenino y llamativo, contrasta con el verde hierba.