AMDPress.- La Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía ha aprobado el reglamento de la Denominación Específica Jamón de Trevélez y de su Consejo Regulador, que está pendiente de publicarse en el BOJA y de inscribirse en el registro comunitario. El Consejo Regulador de Jamón de Trevélez, que debe cumplir la norma EN 45.011, se encargará de que los jamones protegidos cumplan los requisitos del manual de calidad.

Según establece la normativa, la zona de elaboración protegida por Jamón de Trevélez abarca un área natural con unos determinados factores de altitud, temperatura y humedad, comprendiendo las zonas situadas a más de 1.200 metros de altitud de los municipios granadinos de Trevélez, Juviles, Busquístar, Pórtugos, La Tahá, Bubión, Capileira y Bérchules. A esta denominación sólo pueden optar los jamones procedentes de cerdos obtenidos en los cruces de razas Landrace, Large White y Duroc Jersey, y las extremidades deben ser de machos castrados o hembras y tener un peso en fresco superior a 11,3 kilos. En función del peso, se establece una primera clase entre 11,3 y 12,3 kg., segunda clase entre 12,3 kg. y 13,5 kg. y una tercera clase, de más de 13,5 kg.

Para identificar las piezas, el Consejo Regulador establecerá al menos tres precintos numerados, uno por cada una de las categorías existentes, que indican que se han cumplido todos los requisitos del reglamento. El tipo, forma y tamaño del precinto, así como las normas de colocación para que sea visible y legible, se determinarán en el Manual de Calidad del Consejo Regulador. Asimismo, este organismo será el encargado de adoptar y registrar un emblema como símbolo de la Denominación, que figurará en los precintos y distintivos autorizados.

Con ésta, en Andalucía hay cinco denominaciones específicas: Brandy de Jerez, Espárragos de Huétor-Tájar, Caballa de Andalucía, Melva de Andalucía y la última, Jamón de Trevélez.