Si bien la cesta de la compra por San Valentín no existe como tal, hay determinados productos de alimentación o belleza que encuentran en esta fecha uno de sus momentos más importantes de consumo. Es el caso de bombones y perfumes, cuya campaña alrededor del Día de los Enamorados logra duplicar las ventas de una semana corriente del año, según datos facilitados por la consultora Nielsen. De hecho, en el caso de los bombones, San Valentín representa la segunda fecha en importancia del año con unas ventas de más de cinco millones de euros. En el caso de los perfumes, más competida con otras celebraciones como Navidad, Día de la Madre o Día del Padre, esta festividad representa la décima semana de más venta con más de once millones de euros.

La compra de bombones y fragancias por San Valentín está repleta de particularidades. En el caso de los primeros, lo cierto es que son los gallegos los que más recurren en nuestro país a este regalo tan goloso, en tanto aumentan más las compras de estos productos que en el resto de España. Además, cuando se regalan bombones a la pareja, los españoles suelen optar por cajas de menor tamaño a las que habitualmente regalan por Navidad y como complemento siempre a un regalo principal.

Cuando se regalan bombones a la pareja, los españoles suelen optar por cajas de menor tamaño a las que habitualmente regalan por Navidad y como complemento siempre a un regalo principal

En el caso de las fragancias, San Valentín, al igual que sucede con la Navidad, el Día de la Madre o el Día del Padre, suele dejar su propio reguero de curiosidades. Así, se da la circunstancia de que cuando se trata de regalar un perfume a una mujer en cualquiera de estas fechas tan señaladas, los españoles se esperan al último momento, mientras que cuando el regalo es para el hombre, se compra con más antelación y las ventas pueden realizarse hasta las dos semanas previas.

Tanto bombones como perfumes se encuentran en plenitud de facultades en su relación con el consumidor. Los primeros crecieron un 4,7% en 2015 para superar los 170 millones de euros de facturación (en hipermercados y supermercados). Según el Head Group Manager de Nielsen, Alberto Iglesias, "aunque la mayor parte de las ventas de bombones se produzcan en Navidad, observamos que existen momentos estacionales importantes como San Valentín. En este caso, si bien las ventas se redujeron ligeramente en los dos últimos años, continúa siendo la segunda fecha preferida de los españoles para comprar bombones".

Por su parte, los perfumes registraron un crecimiento en 2015 del 5,1% hasta los 561,2 millones de euros (incluyendo las perfumerías). Según Marta Vázquez Martínez de Miguel, Client Specialist de Nielsen, "si analizamos la tendencia del mercado de lujo de perfumes esta Navidad, todo apunta a que la próxima campaña de San Valentín se comportará de forma más positiva que el año pasado".