AMDPress.- Grupo Campofrío ha realizado en 2006 una inversión superior a los cinco millones de euros en su planta de elaborados cárnicos de La Bureba (Burgos). Entre las mejoras concretas que se han llevado a cabo con esta inversión se encuentran la remodelación y automatización de los procesos de transporte interno y de los sistemas de cocción de la planta, factores que confieren una mayor flexibilidad en las operaciones de planta.

Según la compañía, los resultados de esta inversión se traducen en una mayor fiabilidad de los procesos y una mejora de la calidad, seguridad y regularidad de los productos. Asimismo, se han reducido los tiempos de proceso y aumentado la productividad, se han aprovechado mejor los espacios y se han conseguido mejoras de carácter ergonómico para los trabajadores.

Inaugurada en 1997 por el Rey Juan Carlos, la planta de La Bureba cuenta en la actualidad con una capacidad productiva de unas 100.000 toneladas y sus líneas están completamente robotizadas, tanto en el proceso de embutición como en el de envasado y empaquetado. Asimismo, es una de las más avanzadas en la fabricación de embutidos curados, jamón curado, productos cocidos y loncheados, que posteriormente se distribuyen en más de 40 países, y desde 2003 cuenta con la homologación para exportar sus productos a EE UU.