Campofrio ha presentado “Fake me”, la campaña publicitaria que, como cada año, bucea en la actualidad para entender y hacernos reflexionar sobre cómo actuamos los españoles ante un determinado asunto. Este año, las fake news y el poder de la desinformación.

La nueva campaña “es un llamamiento a disfrutar de las cosas de verdad, de lo auténtico”, explicó Javier Portillo, director de Marketing de Campofrio, en el estreno del spot celebrado en Madrid. “Es necesario preocuparse por alejar todo aquello que limita nuestra manera de disfrutar de la vida, y lo que no es cierto, lo falso, lo pone en riesgo sin ningún género de dudas”, añadió Portillo.

Javier Portillo: " Es necesario preocuparse por alejar todo aquello que limita nuestra manera de disfrutar de la vida"

Desde la óptica del humor, Campofrio trata de explicar por qué los bulos se difunden más que las noticias reales partiendo de una característica común de los españoles, todos tenemos siempre la razón, lo que nos lleva a compartir rápidamente aquellos contenidos que recibimos en nuestros perfiles o móviles si contribuyen a reafirmar nuestra opinión… aun siendo falsos.

Para facilitarnos la tarea de crear una realidad a medida, Campofrio presenta “Fake me”, una startup que permite fabricar las noticias que nos gustaría escuchar. Bulos a medida en cualquier formato post, tuits, videos, fotos… ; para todo tipo de públicos empresas, particulares, colectivos…, y contando con la ayuda de las últimas aplicaciones.

El actor Javier Gutiérrez interpreta al director de “Fake me” y, desde el humor, invita a conocer cómo funciona esta peculiar empresa donde trabajan redactores de contenidos falsos especializados en todas las temáticas imaginables.

Actores como Brais Efe y Quique San Francisco; caras conocidas de la televisión como Pedrerol, Iker Jiménez, Jordi Hurtado, Boris Izaguirre; y cómicos como Broncano, Yolanda Ramos y Susi Caramelo participan en esta nueva campaña de Campofrio interpretando a autores o receptores de esos bulos, que tiene su punto de inflexión con la pregunta de la periodista Cristina Pardo: “¿Pero ya nadie va a contrastar? ¿De qué sirve vivir en la mentira?”.

“Campofrio ha tratado siempre de ser un espejo de la realidad de España, un lugar donde poder mirarnos y tratar de entender lo que nos pasa en cada momento, reenfocándolo hacia el optimismo y la superación”, afirma Portillo. “Como cada año, aprovechamos la campaña de Navidad para lanzar un mensaje relevante al público español y generar una conversación de contenido social bajo la idea de que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida”, explicó el director de Marketing de Campofrio.

Dirigida por Daniel Sánchez Arévalo, quien ya trabajó para Campofrio con las campañas Hijos del Entendimiento y La Tienda LOL, la campaña recuerda que “las fake news están bien si asumimos que son una ficción. Queremos hacer un llamamiento a disfrutar de lo auténtico, de lo real, de lo que es verdad. A huir de la creación de una realidad paralela que, alimentada por noticias de dudosa procedencia, contribuye a reforzar nuestra posición ante un determinado tema”, explica Sánchez Arévalo.