AMDPress- Corporación Alimentaria Peñasanta (Capsa) invertirá este año 45 millones de euros en mejoras en sus fábricas en España, dentro de la apuesta de la compañía por conseguir una posición de liderazgo en el mercado español. Del total de inversiones, 31 millones se destinarán a las plantas de Asturias, 7 millones a Galicia, 4 a Cataluña y 3 a Andalucía.

En Vidrieres (Gerona), la firma ha invertido en los últimos tres años 23 millones de euros y es en esta planta donde se ha puesto en marcha el procedimiento CombiShape, un sistema de envasado personalizado de SIG Combibloc, que Capsa utilizará en la leche de su nueva gama NaturLínea.

Para 2004, Capsa prevé superar los 700 millones de euros de facturación, frente a los 679,8 millones del año anterior; y según fuentes de la empresa, "dentro de su vocación de liderazgo y crecimiento" la firma no descarta alguna adquisición en el mercado español.

Capsa opera en el mercado nacional con Asturiana y cuenta con las marcas regionales ATO en Cataluña y Larsa en Galicia. La firma tiene plantas en Asturias, concretamente en Granda (Siero), Vidreres (Gerona), Outeiro de Rei (Lugo), Villagarcía de Arosa (Pontevedra), y en Sevilla.

Capsa aumentó sus beneficios un 10% en 2003. El grupo, cuyo accionista mayoritario es Central Lechera Asturiana (Clas), consiguió unos beneficios antes de impuestos de 26,4 millones de euros, lo que representa un incremento del 28,7% sobre 2002. Además, la empresa logró reducir su nivel de endeudamiento hasta un 90% durante el pasado año.