ARAL Digital.- Capsa ha mantenido estable su volumen de ventas en 2011 respecto al ejercicio anterior con la obtención de unos beneficios netos consolidados después de impuestos de casi 10 millones de euros. La Junta General ordinaria de accionistas de Corporación Alimentaria Peñasanta ha aprobado, así, ayer, 2 de julio, las cuentas correspondientes al ejercicio 2011, en el que Capsa ha seguido apostando por la innovación como motor de crecimiento. Un año más se ha invertido en innovación comercial, enfocada a diseñar nuevos productos más saludables; en innovación tecnológica, para optimizar la productividad y calidad de los procesos y en innovación organizativa, dirigida a mejorar la gestión interna.

2011 ha sido un año clave para la compañía láctea, en el que ha puesto en marcha la ejecución del Plan Estratégico 2011-2015, lanzando su proyecto más relevante: Apolo, dotado de un plan de negocio propio a 5 años con el objetivo de crecer en el mercado de leches funcionales. Apolo es una nueva gama de leches funcionales compuesta por Jalea Vital, Fibra y Naturcol, con gran acogida por parte del mercado y múltiples reconocimientos. En cuanto a los ingresos de explotación, Capsa ha conseguido 713 millones de euros, con un EBITDA de 21,9 millones de euros. En este ejercicio, la Corporación se ha aprovisionado de casi 900 millones de litros de leche, recogidos en su totalidad dentro de la Península Ibérica.