Casademont continúa afianzando su posición en el mercado ruso, y cierra 2016 con un crecimiento del 100% en sus ventas con respecto al año anterior, sobre todo en Moscú y San Petersburgo, y con unas expectativas de crecer un 50% en el ejercicio 2017. Además, la compañía prevé continuar con su expansión en este mercado e introducirse en otras grandes urbes del país.

Hace dos años, la marca llegó a un acuerdo con Atria, grupo de capital finlandés con planta de elaboración en San Petersburgo, para producir localmente en Rusia y comercializar sus productos a través de su red de distribución, a cambio de un royalty por cada kilo de producto vendido. Así, desde finales de 2014 Atria elabora varios productos con la marca Casademont: fuet extra, salchichón extra, salchichón montaña y la gama de chorizos, en pieza y para loncheados.

Actualmente, las ventas de Casademont fuera del mercado español ascienden al 55%, con el objetivo de alcanzar el 70% en dos años. La compañía exporta a los cinco continentes, con especial demanda por parte de los países del centro de Europa y Sudamérica, y actualmente sus esfuerzos están centrados en consolidar su mercado en Norteamérica.