Aral Digital.- La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha decidido abrir expedientes sancionadores a una decena de patronales de alimentación, pollo, huevo y pan, encabezadas por la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), por presunto pacto para subir los precios.

Analizada la información recabada en las inspecciones llevadas a cabo desde octubre de 2007, la CNC estima que “parece improbable probar la existencia de acuerdos explícitos entre los productores o comercializadores de alimentos para elevar los precios”. Sin embargo, cree que en función de las numerosas declaraciones y comunicaciones realizadas desde las asociaciones de empresarios del sector, se estima que éstas podrían constituir en sí prácticas que “podrían tener por objeto o efecto restringir, limitar o impedir la competencia”.

La Comisión ha decidido abrir expediente sancionador, además de a FIAB, a diversas patronales, como la Organización Interprofesional de Avicultura de Carne de Pollo del Reino de España (Propollo), la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Inprovo) y la Asociación de Fabricantes de Pan del Principado de Asturias.

A partir de ahora se abre un plazo máximo de 18 meses, en el que la CNC tendrá que instruir estos expedientes y concluir si las asociaciones vulneraron o no la legislación sobre Competencia. En caso afirmativo, podría decidir sancionarlas.