La multinacional francesa Danone, que está negociando la venta de su participación del 33% en el grupo Mahou-San Miguel, con los otros accionistas mayoritarios \las familia Mahou y Gervás, que controlan el 66%-, ha completado el proceso de salida de la gestión de la firma cervecera.

Un proceso, que se inició el pasado 15 de junio con la sustitución del director general del grupo cervecero Jean Pierre Deffis, hombre de la órbita de Danone, por Carlos Walter Schumacher, elegido por los accionistas españoles, y que culminó ayer, 11 de julio, en la Junta General Extraordinaria de Accionistas de San Miguel, celebrada en Barcelona, con los ceses como consejeros de los representantes del grupo Danone.

“La culminación de este proceso confirma la decisión de los administradores de Mahou-San Miguel de mantener su identidad como grupo cervecero de capital mayoritariamente español, con una clara vocación de expansión y proyección internacional”, explica la firma cervecera en un comunicado.