Aral Digital.- Ebro Foods ha obtenido una cifra de negocio de 1.305 millones de euros durante los nueve primeros meses de 2011, lo que representa un 5% más que en el mismo periodo de 2010. Asimismo, su beneficio neto en gestión se ha cifrado en 92,9 millones millones entre enero y septiembre, es decir, un 16% más. No obstante, tal y como indica la propia compañía, el beneficio neto obtenido en el tercer trimestre de 2010 no es comparable con el de los nueve primeros meses de 2011 por incluir aquél el resultado de la venta del negocio lácteo al grupo francés Lactalis.

El EBITDA se sitúa en 185,7 millones de euros, mostrando un descenso del 4,5% respecto del 2010 debido a la fuerte subida del precio del trigo duro; al impacto negativo del tipo de cambio, que resta siete millones a los resultados; el retraso en la puesta en marcha de algunas líneas de producción de la planta arrocera de Memphis, así como por el proceso de reestructuración acometido en la sociedad alemana Birkel, que ha supuesto una inversión de 8,5 millones de euros. En este sentido, el crecimiento del EBITDA durante el tercer trimestre del ejercicio respecto del trimestre anterior ha sido de un 27,4% frente al 1,7% del mismo período de 2010.

“Los resultados consolidados de Ebro muestran la solidez de la compañía y la evolución positiva de su modelo de negocio, que ha resistido satisfactoriamente los envites de factores exógenos como el tipo de cambio o la inflacionista curva del precio de las materias primas. Las cuotas de mercado se mantienen e incluso en algunos segmentos de negocio aumentan, fruto de una importante inversión en publicidad superior a los 57 millones de euros”, indica la compañía.

Los negocios europeos continúan con una “positiva evolución” y las dos áreas centrales de la compañía siguen “cosechando éxitos” en los nuevos nichos de mercado que están abriendo, tanto en el segmento de platos preparados congelados como en el de las pastas funcionales, vegetales y de cocción rápida.