Aral Digital.- Ebro Puleva ha conseguido un beneficio neto de 130,6 millones de euros en 2008, que supone un incremento del 44,2% respecto al año anterior. En lo que a nivel de ventas se refiere, la compañía registró una cifra de negocio de 2.368 millones de euros, un 18,1% más que en 2007.

El grupo presidido por Antonio Hernández Callejas destacó que los resultados consolidados de 2008 reflejan la “solidez y solvencia” de su modelo de negocio, que crece a tasas del 20% en un momento de reducción del nivel de consumo. En este contexto, las marcas de Ebro Puleva han mantenido “intactas” sus cuotas de mercado, “ejerciendo el liderazgo en los diferentes segmentos y países en los que operan”.

Según avanzó Hernández Callejas, durante los dos primeros meses de 2009 el grupo ha seguido creciendo respecto al mismo periodo del año anterior, con un comportamiento “satisfactorio” respecto a las previsiones. El presidente de la multinacional considera que la diversificación geográfica (el 74% de su negocio está en el exterior) y de su cartera de productos permite que el impacto de la crisis sea menor, ya que es en España, donde la marca del distribuidor “se encuentra en una fase agitada, con una gran confrontación entre los distribuidores y con importantes descuentos en precios”.