El Proyecto de Ley por el que se crea la Agencia de Seguridad Alimentaria fue aprobado ayer, 26 de abril, por el Pleno del Congreso de los diputados, con el apoyo de todas las fuerzas políticas. Este nuevo organismo, que desarrollará labores de coordinación y cooperación en materia de seguridad alimentaria y en cuyo ámbito estarán comprendidas las actuaciones de las Comunidades Autónomas y de los Ayuntamientos, tendrá las funciones que se perfilan para la Agencia Europea, cuya puesta en marcha está prevista para el 2002, y formará parte de una red de cooperación e intercambio de información con organismos análogos de los distintos Estados miembros.

Sus funciones se centrarán en la evaluación de riesgos alimentarios y en dar soporte técnico a las distintas administraciones competentes, además de coordinar actuaciones de control oficial sanitario de alimentos. Asimismo se contempla que la Agencia pueda instar a las autoridades competentes, al desarrollo normativo que considere necesario, especialmente en las situaciones de crisis o alarma, en las que actuará como centro unitario de referencia.