El consumo alimentario en los hogares españoles ha aumentado un 5,9% en el mes de julio de 2013, mientras que los datos del año móvil a julio de 2013 (agosto 2012 a julio 2013), indican que el consumo en los hogares se ha mantenido relativamente estable, con un incremento del 0,3%, según los datos del Panel de Consumo Alimentario en los hogares del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama. Así, en julio de 2013 se ha registrado un aumento del 11,5% del consumo de huevos con respecto al mes de julio de 2012. En este mismo periodo, también es significativo el incremento en el consumo de carne, donde destaca el aumento del 6,7% en la compra de carne de cerdo, que compensa el descenso en el consumo de carne de vacuno y de ovino/caprino. La compra de aceite crece un 4,9%, debido al importante aumento en el consumo de la variedad de girasol (18,2%), que compensa la leve caída que experimenta el aceite de oliva.

Además, el Panel de Consumo constata un incremento del 7,1% en el consumo de leche y derivados lácteos. También refleja que la presencia de cervezas y sidras en los hogares españoles aumenta un 14,9% y 22,9%, respectivamente. Mientras, el consumo de hortalizas frescas experimenta un crecimiento del 6%, impulsado por el buen comportamiento del tomate ( 9%) y de la lechuga ( 7,4%). Los datos interanuales correspondientes al periodo agosto 2012 a julio 2013 constatan un incremento en el consumo de categorías básicas como el azúcar ( 6,5%), las legumbres ( 4,4), el pan (2,4%) y los huevos (2,2%). En este año móvil se ha estabilizado el consumo de carne ( 0,2%), ya que los incrementos en la compra de cerdo y pollo han compensado los descensos en vacuno y ovino/caprino. Para el total de carne, el consumo per cápita ha sido de 52,9 kilos. En este periodo, también se mantiene prácticamente estable el consumo de leche, con un ligero incremento del 0,3%.

El consumo per cápita de leche y derivados lácteos ha sido de 113,4 litros. Por su parte, las hortalizas frescas y patatas crecen en relación al año anterior un 1,2%, siendo su consumo per cápita de 86 kilos. El volumen consumido de frutas frescas en el hogar cae un 1,5%, con bajadas en el consumo de peras, mandarinas y manzanas, aunque también se registra un importante aumento del consumo de cerezas ( 12,3%)