Aral Digital.- El sector del gran consumo creció en valor un 3,9% durante 2008, manteniendo su volumen total con una variación del 0,2% respecto a 2007. Este es uno de los resultados que se desprenden del Balance de Resultados del Sector dado a conocer por la consultora TNS Worldpanel, quien valora "muy positivamente esta respuesta del consumidor frente a los productos de primera necesidad, que sigue comprando a buen ritmo a pesar del entorno actual". Según el informe de la compañía, el sector de la alimentación cerró el año pasado con un saldo positivo, mientras otros como la droguería, perfumería y el textil sufrieron ligeras pérdidas en el volumen comprado.

Este estudio, basado en las compras semanales de 8.000 hogares residentes en España, muestra que éstos han destinado 4.470 euros anuales a productos de gran consumo (en los que se incluyen alimentos frescos, alimentación envasada, bebidas, productos de lavado y limpieza del hogar, y productos de higiene y cosmética). Casi la mitad de este gasto fue destinado a productos frescos (48%), mientras que 4 de cada 10 euros (40%) fueron a parar a productos de alimentación envasada bebidas, un 8% a productos de perfumería y un 4% a la compra de productos de droguería.

Cada hogar incrementó en un 1,7% su gasto anual en estos productos en relación con 2007, indicador que explica casi la mitad del crecimiento del sector. El resto de la subida del mercado se debió a los cambios en la población, con un 2,2% más de hogares residentes.

Por otro lado, la marca del distribuidor ha recibido más atención por parte de los compradores españoles, aumentando su cuota en casi 3 puntos porcentuales respecto a 2007 y situándose en el 32,5% del total del gasto en alimentación envasada bebidas droguería (en 2007 obtuvo una cuota del 29,9%). El 31,5% del gasto en alimentación envasada bebidas fue a parar a la marca del distribuidor, y en el sector droguería ésta alcanzó un 40,6%. Por contra, el de perfumería sigue siendo el sector en el que le resulta más difícil afianzarse, aunque en 2008 llegó ya al 8,8% del negocio.

Para el total productos analizados, el 54% presentó variaciones positivas en volumen en el año 2008 respecto a 2007. Estos mercados crecieron en consumo en el mercado español, salvando las dificultades del año. Según TNS Worldpanel, entre estas categorías aparecen productos destinados a necesidades concretas de distintos segmentos de la población, también categorías que se aprovechan de una cierta vuelta al hogar en cuanto a la alimentación, categorías impulsadas por los hábitos diferenciales de la población de origen extranjero,...

El mayor aumento del gasto de los hogares en el sector de gran consumo se ha producido particularmente en la alimentación envasada bebidas ( 5,9%) y los productos frescos ( 3,0%), que además saldan el año con aumentos en volumen del 0,5% en ambos casos. En la alimentación envasada bebidas el impacto de la nueva coyuntura se produjo entre finales de 2007 y los primeros meses de 2008, con caídas en volumen del -0,9% en el último trimestre de 2007 y un -0,5% en el primer trimestre de 2008 versus año anterior. Sin embargo, el notable aumento de la compra producida en diciembre favoreció el cierre anual en volumen del sector acabando el año con signo positivo.

A pesar del incremento en los precios de las materias primas y algunos productos derivados, es en este sector donde encontramos algunos de los productos con mayor dinamismo en ventas. Categorías como pollo asado, especias, bases de pizza, preparación de tartas y bollería crecen por encima del 20% en volumen. En bebidas destacan las infusiones ( 14,0%), los refrescos cítricos sin gas ( 13,0%) y las bebidas energéticas ( 6,0%).

Tanto el sector denominado droguería (limpieza ropa y hogar fundamentalmente) y el sector de productos de perfumería (Higiene, cuidado personal y cosmética) presentan peores resultados, pues el consumidor tiene más opciones para regular su compra en estas categorías. Hay consumidores que han prescindido de algunas compras de este tipo de productos o bien las ha distanciado más en el tiempo. El sector de droguería ha obtenido un crecimiento de un 2,4% en valor, pero no consigue crecer en volumen (-0,1%). Por su parte, la perfumería solamente consigue mantenerse estable respecto a 2007 con un crecimiento del 0,1% en valor, mientras que decrece un -0,4% en volumen.