AMDPress.- El Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), ha realizado una inversión de 137,3 millones de euros en alimentación durante los años 2004 y 2005, según ha explicado la ministra de este área, Elena Espinosa, durante la celebración de Alimentaria 2006. Estos fondos se han visto incrementados hasta aproximadamente los 317,6 millones de euros, gracias a las ayudas recibidas de los Fondos Europeos.

En este sentido, la ministra ha querido destacar el apoyo que el sector agroalimentario recibe por parte del MAPA, con programas de formación plurirregionales para profesionales del sector, así como con acciones tendentes a revalorizar los productos españoles en general, y los que tienen calidad diferenciada en particular. Por ello, el ministerio ha destinado a promoción agroalimentaria 33,8 millones de euros entre 2004 y 2005.

Por otra parte, Elena Espinosa ha hecho hincapié en la labor de los Centros Tecnológicos Alimentarios que, apoyados en los recursos de I D i de las universidades y de otros ámbitos de investigación, y con aportación financiera de las distintas administraciones y de las empresas privadas, pueden canalizar y optimizar iniciativas de industrialización, basadas en la innovación y la alta tecnología. A este capítulo, el MAPA ha destinado más de siete millones de euros en los dos últimos años.

Por otro lado, y en relación a la crisis provocada por la gripe aviar, la ministra de Agricultura ha informado de que el consumo de pollo ha sufrido un descenso de casi el 4% en la séptima semana del año. A pesar de ello, España ha registrado la menor bajada en la Unión Europea, ya que en algunos países el consumo de carne avícola ha disminuido hasta un 60%.

Asimismo, Elena Espinosa ha explicado que el Gobierno Europeo ha sacado una primera línea de ayudas para solventar la crisis aviar. De esta forma, cada ganadero afectado recibirá 50 euros por cada 100 kilos de carne para su exportación. En este sentido, la ministra ha querido dejar claro que diariamente el Gobierno realiza 650 análisis en la cabaña avícola y que, hasta el momento, ninguna de esas analíticas ha dado un resultado positivo de infección.