El director general de la Industria Alimentaria, del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Fernando Burgaz, participó en la presentación internacional de la feria Alimentaria 2018 en Barcelona, donde ha destacado que la internacionalización ha sido la clave del crecimiento del sector de alimentación y bebidas españolas.

Fernando Burgaz explicaba durante su intervención que la estabilización en el gasto alimentario en los hogares españoles ha venido acompañada de un fuerte aumento de las exportaciones. En concreto, el valor de las exportaciones ha pasado de los 34.260 millones de euros en 2011 a los 46.780 millones en 2016. Mientras, el crecimiento de las importaciones ha sido más sostenido, pasando de los 30.530 millones de euros en 2011 a los 35.230 millones en 2016. Estos datos indican que el saldo alimentario en la balanza comercial se ha multiplicado por 3,1 desde 2011. En este contexto, Burgaz ha apuntado que España cuenta con una serie de elementos que favorecen el crecimiento del sector agroalimentario en los mercados internacionales. Así, nuestro país elabora productos alimentarios de reconocida calidad, muchos de ellos amparados bajo las figuras de calidad diferenciada, así como una importante

Burgaz considera que los productos españoles deben aprovechar su potencial para aumentar su presencia en terceros países, más allá de la Unión Europea

Además, muchos de los productos alimentarios españoles forman parte de la Dieta Mediterránea, reconocida como equilibrada y saludable. Y al mismo tiempo, un gran número de cocineros españoles han alcanzado un destacable reconocimiento internacional y son referentes gastronómicos. Para continuar en esta senda de crecimiento, Burgaz considera que los productos españoles deben aprovechar su potencial para aumentar su presencia en terceros países, más allá de la Unión Europea. Asimismo, entiende que las empresas agroalimentarias deben ganar en dimensión para mejorar su posición negociadora.

Para favorecer la internacionalización, Burgaz ha señalado que el Gobierno ha puesto en marcha el Grupo de Trabajo de Internacionalización del Sector Agroalimentario (GTISA), constituido en septiembre de 2012, en el que están representados todos los Departamentos e Instituciones con competencia en el proceso de internacionalización. Según ha detallado, este grupo está constituido por ocho mesas sectoriales: cárnicos, frutas y hortalizas, vinos, aceites y aceitunas, productos de la pesca y la acuicultura, lácteos, gastronomía y promoción alimentaria.

Asimismo, Burgaz ha comentado que el Mapama acompaña a los sectores en las principales Ferias internacionales. En particular, en el año 2018 está prevista la participación del Ministerio en 22 ferias internacionales consideradas estratégicas para nuestro sector. Entre otras medidas para favorecer la internacionalización, Burgaz se ha referido también a la campaña de promoción de los #alimentosdespaña en el exterior, focalizada en los mercados considerados prioritarios, como Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Polonia, en la UE; y China, Japón, Corea, India, Brasil y Estados Unidos, en terceros países. El director general de la Industria Alimentaria también ha mencionado los programas de la Unión Europea de promoción de los alimentos de España en el exterior. De esta forma, en el sector vitivinícola, el presupuesto comunitario destinado a esta medida para España asciende a 50 millones de euros anuales. En este ámbito, entre 2009 y 2016 se han ejecutado más de 4.300 programas de promoción, por más de 750 empresas y organizaciones diferentes, que han recibido casi 266 millones de euros de ayuda.

Burgaz se ha referido a la Estrategia @alimentosdespaña, impulsada por el Mapama para apoyar la promoción de nuestros alimentos, tanto en el mercado exterior como en el nacional, aprovechando las sinergias entre la alimentación y la gastronomía, el turismo, la cultura, el deporte, la educación, el medio ambiente y la salud.