La cadena de valor de la leche (productores, industria, distribución y Administración) ha debatido en CaixaForum Madrid la situación del sector en un acto organizado por la Organización de Productores de Leche (OPL), que ha tenido como objetivo conmemorar el Día Mundial de la Leche, que se celebra el 1 de junio en más de 80 países de todo el mundo desde el año 2001. Durante la jornada, los representantes de cada uno de los eslabones de la cadena han podido dar su punto de vista sobre la situación del sector, que presenta una balanza negativa, en su conjunto. Así, el beneficio neto, ha disminuido desde el inicio de la crisis del orden del 16% para los productores, un 3% para la industria y un 4% para la distribución.

El subdirector general de Estructura de la Cadena Alimentaria, José Miguel Herrero, ha presentado las medidas impulsadas desde el Ministerio para conseguir reequilibrar la cadena y dotar de mayor valor un producto poco diferenciado como la leche. El Ministerio de Agricultura, Magrama, está mediando desde hace más de dos años con el resto de eslabones del sector para mejorar la capacidad de negociación de los productores (a través del denominado “paquete lácteo”, que incluye la obligatoriedad del contrato entre productores e industrias y el apoyo a las Organizaciones de Productores), así como revalorizar la leche mediante campañas de promoción del consumo y evitar la banalización del producto en el lineal.

Por su parte, la directora de Negocio Agrario de “la Caixa”, Carme Sabrí, ha presentado una batería de productos financieros dedicados a mejorar la rentabilidad de explotaciones, industrias y empresas del sector. Durante el debate entre productores, el director del Departamento de Ganadería de Cooperativas Agrarias, Fernando de Antonio, y el secretario ejecutivo de OPL, Fernando Sainz de la Maza, han insistido en la necesidad de agrupación de los ganaderos a través de las Organizaciones de Productores, para poder negociar con las industrias un volumen de leche que les permita obtener un precio razonable por su producción. Luis Calabozo, director general de la Federación Nacional de Industrias Lácteas, ha defendido la necesidad de que, en un mercado libre, sin cuotas, a partir de 2015, España debería poder cubrir, como mínimo, el consumo con leche producida en el propio país y pensar en mejorar las exportaciones. Según los datos presentados, España ha aumentado su producción en un 7% y la exportación de leche ha crecido del orden del 50%.

Por su parte, el sector de la distribución se ha mostrado preocupado por el descenso sostenido del consumo de leche y productos lácteos, en particular, y del gasto en alimentación, en general, desde 2008. MariCruz Vaca, de Anged, ha apuntado en este sentido que “la distribución, junto con los ganaderos, es el eslabón que más ha perdido en los últimos años”. Por ello, todos coinciden en que una nueva subida de los impuestos indirectos serían “fatales” para el sector. Para Ignacio García Magarzo, de Asedas, “el sector lácteo hoy es una prioridad política y eso es mérito de todos". Así, dice, “tenemos la mejor información del mercado de leche, lo que nos ayuda a analizar mejor y a ser más transparentes”.