AMDPress.- Representantes del sector de frutas y hortalizas agrupado en FEPEX se han reunido en Las Palmas, con el fin de analizar el estado de las negociaciones para la revisión del capítulo agrícola del Acuerdo de Asociación de la UE con Marruecos, y acordaron oponerse rotundamente a ser moneda de cambio en beneficio de las producciones continentales de países como Francia o Alemania.

Los representantes de FEPEX se opusieron definitivamente a ser moneda de cambio y a ser los únicos sustentadores de la política comercial de la UE con países terceros, mediante la cual se sigue beneficiando a las producciones continentales en detrimento de las mediterráneas.

En las tres reuniones mantenidas hasta la fecha para la revisión del acuerdo agrícola entre la UE y Marruecos, el país africano ha vuelto a mostrar un interés desmedido por incrementar sus exportaciones de tomate, y ha solicitado un aumento del 44% con relación al contingente fijado en 1996 y situarlo en 218.000 toneladas.