La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (Fiab ) se ha sumado a la CEOE en su petición al Gobierno de la reconducción del Real Decreto Ley 16/2013 por las consecuencias negativas que un aumento de las cotizaciones a la Seguridad Social tendrá sobre la industria y el conjunto de la economía española.

Con una medida de este tipo se disminuye la competitividad de las empresas, se ralentiza la creación de empleo y se dificulta la recuperación económica. Fiab entiende que la adopción de una medida de estas características debería contar con la consulta y el consenso previo de los agentes sociales, tanto de los empresarios como de los trabajadores.

Según Horacio González Alemán, director general de FIAB, "el conjunto de la industria se muestra seriamente preocupada por este tipo de medidas como la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social, a las que se suman otras recientes como el proyecto de ley de mutuas o la tasa a los gases fluorados, puesto que impactan muy negativamente en el colectivo industrial. No entendemos cómo el Gobierno pone trabas a la generación de empleo y la recuperación económica del país, cuando debería dar continuidad a las reformas estructurales de nuestra economía que permitan revertir definitivamente la situación e impulsar la confianza del consumidor".