Aral Digital.- Grupo Codorníu firmó ayer la venta del edificio que alberga su sede central, situado en la Gran Vía de Barcelona. La venta, realizada a la compañía Hoteles Catalonia por un importe de 32,8 millones de euros, es parte del plan estratégico de Codorníu.

Según ha declarado Codorníu, “el edificio era poco operativo para albergar unas oficinas de elaboración de vinos y cavas, siendo además necesaria una gran inversión para adecuarlo a las necesidades del grupo”. A fecha de hoy, queda por decidir dónde se ubicarán las nuevas oficinas centrales de la compañía, lo que se llevará a cabo a lo largo de 2007.