Grupo Uvesa ha finalizado la construcción de su nueva nave en Tudela (Navarra) dedicada al procesamiento de producto avícola, concretamente de las patas de pollo. El edificio tiene 900 metros cuadrados en una sola planta e incluye un muelle de carga y un rack de comunicaciones entre la nueva nave y la zona central de la fábrica. La inversión ha sido de dos millones de euros y supondrá la creación de 20 nuevos puestos de trabajo que se sumarán a los alrededor de 600 trabajadores con los que cuenta la empresa en esta fábrica de la capital ribereña.

El nuevo edificio se dedicará en exclusiva al procesamiento de las patas de los pollos, tanto para fresco como para congelado, que se comercializarán en el mercado nacional e internacional. La instalación tiene capacidad para procesar las patas de un millón y medio de pollos semanales. En los últimos 10 años, Uvesa ha destinado más de 50 millones de euros a la ampliación y mejora de sus infraestructuras en la zona de Tudela.