Aral Digital.- La Fundación para la Cultura del Vino (FCV) ha nombrado a Guillermo de Aranzábal como nuevo presidente de la entidad, sucediendo en el cargo a Magín Raventós. El nombramiento se realiza siguiendo los estatutos de la Fundación que establecen que el cargo sea rotatorio entre los diferentes patronos y de una duración de dos años.

Asimismo, se ha nombrado Vice-Presidente a Luis Miguel Beneyto, en representación de la bodega Vinos de los Herederos de Marques de Riscal.

Guillermo de Aranzábal, presidente de Bodegas La Rioja Alta, es licenciado en Derecho y Económicas por la universidad Deusto y MBA por la Universidad de Miami, Florida. Además, asume diferentes cargos en el sector vitivinícola como el de Vicepresidente y co-fundador de la Asociación de Bodegas Centenarias y Tradicionales de Rioja (ABC), Presidente y fundador de la Asociación para el Desarrollo Turístico del Barrio de la Estación (Haro), y Miembro de la Gran Orden de Caballeros del Vino, con sede en Londres, y de su Comité ejecutivo, entre otros.

Con el comienzo de este nuevo mandato, la Fundación pondrá especial énfasis, durante los próximos años, en una serie de actividades culturales relacionadas con el arte, como son las visitas “El Vino en el Prado” y proyectos editoriales.