La empresa cárnica española Hemosa celebra el primer aniversario de la apertura de su fábrica en Pinto con un balance positivo en cuanto a cifras de producción y empleo. En 2014, la compañía invirtió 7 millones de euros en la construcción de su nueva sede situada en la localidad madrileña de Pinto, lo que supuso un salto cualitativo en cuanto a automatización e informatización de procesos tales como un almacén inteligente con capacidad para más de 1.000 palés con producto o el sistema de digitalización que asegura la trazabilidad de todos los productos que entran y salen de la planta.

Durante su primer año de funcionamiento, la planta ha visto aumentado en un 9% el número de kilos de productos porcinos que día a día se transforman y envasan para su posterior envío a las principales superficies comerciales de España y de 50 países en todo el mundo. Todo este proceso se ha visto traducido en un aumento del personal del 11% en el período que comprende el último año llegando a 161 empleados.

Hemosa cuenta con más de 30.000 m2 en instalaciones y emplea a cerca de 350 personas en total que producen más de 32.000 toneladas anuales de productos porcinos