Aral Digital.- Knorr ha presentado en la mañana de hoy, 27 de noviembre, el nuevo cacito de caldo para complementar a las tradicionales pastillas que comercializa la propia firma. La principal novedad que incorpora este nuevo producto respecto a los clásicos cubitos es que está elaborado con ingredientes naturales cocidos a fuego lento, "no contiene ni colorantes, ni conservantes, ni el famoso potenciador del sabor, el glutamato", según indicaba Vanessa Caralps, responsable del departamento de Caldos y Salsas de Knorr.

Otra de las principales características de esta novedad se encuentra en su bajo contenido en grasas (entre 0,8 y 0,9 gramos), así como su reducción de composición salina respecto a las pastillas tradicionales, un 25% menos de sal.

El cacito de caldo dispone de una gama de tres sabores diferentes: pollo, carne y vegetal; y el packaging disponible se concentra en packs de cuatro y de ocho unidades. Este lanzamiento se enmarca dentro de la estrategia de proyecto global que ha emprendido Knorr, poniendo especial atención a elementos como la innovación y la naturalidad de sus productos.

Según ha asegurado Vanessa Caralps, Knorr no contempla actualmente que con la aparición del nuevo cacito vayan a desaparecer sus pastillas tradicionales. “Ambos productos pueden convivir complementándose durante muchos años”. Eso sí, ha dejado claro que es posible que el cacito acabe por arrebatar a las pastillas el lugar prioritario dentro de la elección de los consumidores que actualmente ostentan los cubitos de caldo.

Varios chefs de reconocido prestigio, los departamentos de I D y Marketing de Knorr y nutricionistas a nivel internacional han participado en el proceso de desarrollo de este producto que se ha prolongado durante más de dos años. El cacito surgió en Asia el pasado año, y hace cuatro semanas ha comenzado a comercializarse en el mercado europeo, en países como Inglaterra y Francia. Su expansión para próximos años contemplan otros continentes como América del Sur o incluso Oceanía (Australia).