Nestlé ha obtenido la Declaración de Verificación de Residuo Cero en su fábrica de Miajadas (Cáceres), un reconocimiento otorgado por la entidad independiente Bureau Veritas y que avala la gestión y las mejoras realizadas para lograr que todos los materiales resultantes del proceso productivo se aprovechen y que ninguno de ellos acabe en un vertedero.

Nestlé tiene el objetivo de que en 2020 sus 10 centros de producción en España generen «cero residuos» a vertedero. De hecho y según los estándares internos de la Compañía, cinco de ellos –el centro ubicado en Miajadas y también el de Herrera del Duque en Extremadura, así como el de Reus, Viladrau y Girona en Cataluña– ya lo eran, pero ahora es una entidad independiente la que certifica que todos los procesos de la fábrica cacereña de salsas de tomate no generan residuos con destino final a vertedero.

"Esta verificación supone un avance en nuestro compromiso de mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable para las personas y también para el planeta. Además, es un reconocimiento al esfuerzo que hace cada uno de los trabajadores por asegurar el progreso de la fábrica y de la Compañía en materia de sostenibilidad. Un progreso que requiere la firme implicación de toda la plantilla ya que la segregación de residuos está en todas las actividades que realiza cada uno de nosotros en la fábrica. Esto era un reto para todos porque suponía también una evolución en la forma de hacer de nuestro trabajo responsabilizándonos, a nivel individual, del impacto que tiene cada uno de nosotros y cada una de nuestras acciones", destaca el director de la fábrica de Nestlé en Miajadas, César Celemín.

Por su parte, el Food Market Leader SW Europe de Bureau Veritas, Adrián Martínez, destaca que con la Verificación de Residuo Cero, "la fábrica de Miajadas es la primera fábrica de Nestlé Iberia que obtiene esta verificación. Además, es la primera que Bureau Veritas concede en España en el sector agroalimentario. De esta forma, Nestlé asegura a los consumidores que sus productos provienen de procesos de producción ambientalmente responsables y sostenibles, en los que se reducen la generación de residuos y las emisiones de efecto invernadero. Así, se demuestra el fuerte compromiso de la compañía con el medio ambiente".