AMDPress.- El mercado de carne de vacuno con la denominación Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega creció un 12,5% en los seis primeros meses de 2003, respecto al mismo período del año anterior. Durante la primera mitad del año, la organización certificó un total de 29.746 canales, lo que representa una cantidad de 6.375 toneladas de carne de ternera, confirmando la recuperación mostrada en 2002, una vez superada la crisis de las vacas locas. En este sentido, el presidente de la IGP Ternera Gallega, Jesús González Vázquez, y el Consejero de Política Agroalimentaria, Juan Miguel Diz Guedes, resaltaron que Galicia fue la primera región en recuperarse de los problemas de la EBB durante la presentación del estudio “Posicionamiento de Ternera Gallega en el sector de vacuno de carne en España.

Este análisis indica que esta IGP es la más conocida y valorada del territorio nacional y se comercializa principalmente en Galicia, Madrid, Cataluña y Levante. En 2002 certificó 10.980 toneladas de carne, lo que representa el 5% de la carne de ternera comercializada en España y el 55% de la comercializada bajo el amparo de indicaciones geográficas protegidas.

Según el estudio, la carne de vacuno se compra mayoritariamente en la carnicería tradicional (46%), así como en supermercados (30%) e hipermercados (12%). Según el canal tradicional de compra, el 57% de los clientes traen decidido el tipo y la pieza de carne que van a comprar, mientras que sólo el 43% restante se deja asesorar.