"2015 ha supuesto la continuación de la senda de la recuperación económica en España y, en este contexto, la industria de alimentación y bebidas ha consolidado su posición como primer sector industrial del país", según ha indicado esta mañana el director general de Fiab, Mauricio García de Quevedo, durante la presentación del informe económico de la industria de la alimentación y bebidas 2015; en la que ha estado acompañado por Miguel Rodríguez de la Rubia, responsable de Banca de empresas y Negocio Agroalimentario de Cajamar.

Tal y como se desprende del informe, el valor de la producción del sector ha ascendido a su máximo histórico rondando los 95.000 millones de euros (exactamente 94.935), consolidándose como la cuarta economía en la Unión Europea en producción bruta. Las cifras desvelan igualmente un incremento del valor añadido bruto (VAB) del sector, tanto en la economía como en las manufacturas, alcanzando en este último caso el máximo histórico del 22,3%.

El crecimiento medio anual del valor añadido bruto (VAB) de la industria de alimentación y bebidas (IAB) desde el inicio de la crisis en el año 2007 se aproxima al 2%, mientras que el total de la economía ha decrecido (-0,45%); y en el caso de la industria manufacturera lo hizo con tasas del -1,82%, en el mismo periodo. "Estos datos permiten confirmar la capacidad de nuestro sector para ejercer como motor de la economía española con una aceptación cada vez mayor en el mercado internacional", ha incidido García de Quevedo.

La industria española de alimentación y bebidas con casi medio millón (469.018 en concreto) de empleos directos, supone el 21% de la industria manufacturera del país. En este ámbito, el sector acumula 29 meses consecutivos con tasas positivas de afiliación a la Seguridad Social y, por catalogación del empleo por sexo y edades, del total de empleo en el sector, un 14% son jóvenes menores de 30 años; dato que se sitúa por encima de la media de la economía española (13,6%). Igualmente, el 36% del sector es empleo femenino, encontrándose también sobre la media de la industria nacional (25%).

Un referente de la Marca España

En el último ejercicio la industria de alimentación y bebidas ha exportado por valor de casi 26.000 millones de euros (concretamente 25.422), un 6,1% por encima del año anterior, con lo que supone el 10,2% de las exportaciones de bienes de la economía española y el 11,5% del sector manufacturero. Desde el año 2000 la industria de alimentación y bebidas ha multiplicado por tres sus registros en esta variable. El sector ocupan la 6ª posición en el ranking exportador de la Unión Europea y la 10ª a nivel mundial.

Por otro lado, confirma por 8º año consecutivo una balanza comercial positiva con un superávit de 5.991 millones de euros; un 2,2% superior al año anterior. El peso en la facturación de las exportaciones de España en esta industria está en niveles asimilables a Francia e Italia, por encima del 18%, según Eurodatacomex. De las 28.185 empresas que conforman el sector, 12.697 exportan activamente. Esto supone un crecimiento del 2,1% respecto al año anterior.

Los principales mercados de destino de las exportaciones de alimentos y bebidas españoles son la Unión Europea (68,7%) (liderada por Francia, Italia, Portugal, Reino unido y Alemania), Estados Unidos (5,1%), China Hong Kong (3,6%) y Japón (2,4%). Los principales productos exportados son los procedentes de la industria cárnica y sus derivados, las bebidas y aceites.

Apuesta por la innovación

Mauricio García de Quevedo ha insistido durante la presentación de los datos que la industria española de alimentación y bebidas se encuentra en un momento clave para consolidar su fortaleza y en que, consciente de esta situación, apuesta por la innovación como elemento garante de competitividad y futuro.

En el último año disponible ha aumentado un 2,5% el número de empresas del sector que realizan I D i. Este incremento se detecta tanto en aquellas que lo hacen de manera ocasional como continuada; siendo un dato que contrasta con la disminución de empresas que realizan este tipo de actividad tanto en la industria (-1,3%), como en la economía en su conjunto (-3,2%). El gasto realizado en este campo ha aumentado también un 3,5%, situándose en 578 millones de euros.

Este informe económico anual de Fiab ha sido elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) y cuenta con la colaboración del Magrama y la Asociación Multisectorial de Empresas de Alimentación y Bebidas (Ame) junto con EY.