Los ministros de Agricultura de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo de principio para incluir el espinazo de los bovinos mayores de 12 meses y la “carne recuperada mecánicamente de todos los huesos” a la lista de materiales específicos de riesgo (MER), en los que se encuentran ya los instestinos, sesos, amígdalas y ojos de las reses. La medida entrará en vigor en un mes, implica que el chuletón, tal y como actualmente lo conocemos, con el hueso del dorsal de la res, va a quedar prohibido. Según las cifras del sector cárnico, la retirada del espinazo supondrá para la industria cárnica española un coste adicional de 3.158 millones de pesetas en la retirada de los MER.