AMDPress.- Ante la polémica surgida en torno al encarecimiento de los productos frescos, Marinao Sancho, director de La Única (Asociación Madrileña de Empresarios de Alimentación y Distribución), ha asegurado que "las pymes de alimentación no son las responsables de este incremento de precios. Nuestras empresas, bien sean autoservicios, superservicios o tiendas tradicionales, alcanzaron un beneficio sobre ventas del 0,5% en 2001".

Según Sancho, el Estudio Intrasectorial de la Pyme de la Alimentación de la Comunidad de Madrid, elaborado por la Universidad Carlos III, "recoge que la rentabilidad sobre activos fue del 3,1% durante el mismo periodo, lo que refleja una caída de los márgenes comerciales y demuestra que, en general, las pymes de alimentación tienen una gestión muy austera de sus gastos financieros, de personal y amortizaciones. De hecho, es a la mercancía hacia donde se destina la mayor parte del coste total".

Finalmente, el presidente de La Única recuerda que "no conviene olvidar que además del esfuerzo de competitividad y adaptación que está llevando a cabo el comercio de proximidad, éste tiene que luchas contra la falsa imagen de ser más caro que los hipermercados y también contra los nuevos hábitos de consumo, en los que el consumidor que sólo va a comprar a una gran superficie no puede comparar los precios con los del resto de los formatos".