AMDPress.- Durante el pasado ejercicio, el Grupo Mahou-San Miguel destinó más de 4,4 millones de euros para mejorar y modernizar sus instalaciones, incorporando técnicas de producción más avanzadas desde el punto de vista del respeto al entorno.

Algunas de estas mejoras han sido la renovación y mantenimiento de la certificación ISO 14001 en todas las fábricas, la reducción del consumo unitario de recursos y la adaptación anticipada de las instalaciones a la normativa medioambiental. Asimismo, el grupo lanzó en 2003 San Miguel Eco, la primera cerveza elaborada con ingredientes procedentes de agricultura ecológica.

Durante el pasado trienio 2001-2003, el Grupo Mahou-San Miguel llevó a cabo el Primer Plan de Actuación Medioambiental para sus cuatro plantas industriales ubicadas en Lleida, Málaga, Burgos y Alovera, con el que redujo el consumo unitario de agua un 26,77%, el de energía un 24,74 % y alcanzó una de las cifras más altas de reciclaje, superando el 99%. En 2004 ha iniciado un nuevo Plan, que finalizará en 2006, con el objetivo de continuar con la política de conservación de la naturaleza, minimizando el consumo de recursos naturales.