El mercado de chocolates y cacao ralentizó durante el pasado ejercicio el crecimiento que experimentó el año anterior. Según datos IRI para el TAM noviembre de 2014, en su conjunto recortó un -1,1% en volumen de ventas (hasta las 143.576,2 toneladas) y un -0,7% en valor(1,04 millones de euros). 

De todas las categorías que componen el mercado de chocolates y cacao, dos fueron las que consiguieron mantener esas cifras en parámetros casi planos: tabletas de chocolates y snacks de chocolate y cereal. Ambas consiguieron incrementar su valor y su volumen de ventas. La primera, que supone un tercio del total, añadieron un 1,8% al valor de sus ventas durante el periodo analizado alcanzando los 323 millones de euros (frente a los 317,4 del periodo anterior) y un 1,5% al volumen (hasta las 41.220 toneladas). Mientras que la segunda lo hicieron de forma más comedida con un 0,3% en valor (llegando a los 181,8 millones de euros) y con un 0,1% en volumen (17.916,2 toneladas).

Las demás, restaron al conjunto. La caída más importante (dado su protagonismo) fue la del cacao, que perdió un -3,5% de su valor (casi 10 millones de euros, hasta situarse en 242,9 millones) y un -1,8% del volumen (de 52.544 a 51.616 toneladas). Los bombones consiguieron mantenerse en valor (-0,6%) aún perdiendo volumen de ventas (-2,2%), mientras que las cremas de untar (-2% y -4,3%) y los chocolates y cacao a la taza (-4,6% y -4,3%) tuvieron un ejercicio más negativo.

Como en gran parte de las categorías que componen en mercado de gran consumo, el conjunto de las marcas de distribuidor que compiten en chocolates y cacaos perdieron protagonismo. En este caso, particularmente en la categoría de bombones (3,9 puntos en valor y siete en volumen), mientras que lograron mantenerse en tabletas (tres décimas más en valor y una en volumen) y en cacao y aumentar en snacks (1,2 puntos en valor y 0,8 en volumen).

Puede leer el informe de mercado completo en el nº 1621 de la revista ARAL.