AMDPress.- Los precios de los alimentos frescos registraron subidas menores durante el mes de febrero, confirmando el cambio de tendencia respecto a los fuertes encarecimientos del pasado año 2003. De esta manera, las cebollas fueron el productos que más incrementó su precio, con una tasa mensual del 5,64%; seguidas de los huevos, vendidos un 4,28% más caros en febrero.

Otros productos como los gallos, las peras de agua o las patatas, que habían protagonizado fuertes alzas en meses anteriores, mostraron un moderado incremento de precios en febrero (del 3,20; 2,19 y 1,4%, respectivamente).

Entre los alimentos envasados, ha destacado la subida de la bollería, cuya tasa mensual se situó en el 3,78%, mientras que en enero fue del 0,05% y la interanual (acumulado de doce meses) es del 2,1%.

En el lado opuesto, los tomates para ensalada, el cordero pascual 1ª, los platanos de Canarias, la merluza y el jurel son los alimentos frescos que alcanzan una tasa mensual menor e incluso negativa; mientras que el café soluble, la menestra de verduras congeladas, el arroz y los espaguetis destacan en los envasados por su descenso de precios en febrero.

En el acumulado interanual, los huevos, las patatas, las manzanas y los pimientos verdes mantienen encarecimientos superiores al 16%; al tiempo que el aceite de oliva de acidez menor de 0,4º, la bollería, los espaguetis y las sardinas en aceite son los envasados que más han aumentado su precio en los últimos doce meses.