ARAL Digital.- El importe neto de la cifra de negocios del Grupo Mahou-San Miguel se situó en 2011 en 1.196 millones de euros (un 3,7% más que en 2010) gracias, entre otros factores, a la adquisición por parte del Grupo de la sociedad Balneario y Agua de Solán de Cabras. Por su parte, el beneficio de explotación alcanzó los 189,3 millones de euros, cifra inferior a la del año pasado, como consecuencia de la estructura competitiva del sector y del incremento del coste de las materias primas. Mahou-San Miguel alcanzó, el pasado año, una cuota de producción del 37,5% y un incremento de sus ventas del 0,5%, hasta los 12,6 millones de hectolitros. Asimismo, reforzó su compromiso con la calidad y la protección medioambiental con inversiones que ascendieron a 80,7 millones de euros y que se destinaron, principalmente, a la mejora de las instalaciones y maquinaria de fabricación que asegurará, para los próximos años, unos niveles de productividad que reforzarán la competitividad del Grupo.

El Grupo Mahou-San Miguel tiene presencia en más de 40 países de los cinco continentes. Sus ventas internacionales en 2011 superaron los 1,2 millones de hectolitros, un 10% del volumen total. Hasta ahora, el Grupo se había centrado tanto en la exportación como en acuerdos de licencias con socios extranjeros como Carlsberg en Reino Unido, además de producir y envasar sus productos en Alemania e Italia en colaboración con cerveceros locales. Sin embargo, en 2012 ha adquirido el 50% de la compañía india Arian Breweries & Distilleries Ltd, gracias a lo que ha pasado a tener su primer centro de producción fuera de España.

El año pasado, el Grupo, eminentemente cervecero, reforzó su presencia en el sector del agua y los refrescos adquiriendo el 100% del capital de la sociedad Balneario y Agua de Solán de Cabras e incorporando a su portafolio el agua Solán de Cabras (ya contaba desde 2007 con Sierra Natura y Sierras de Jaén) y el refresco Bisolán. Con su incorporación al Grupo, Solán de Cabras invirtió su tendencia de los últimos años incrementando cuota de mercado, tanto en volumen como en valor, por primera vez desde 2006. El lanzamiento de su nueva botella Icono en el Canal de Alimentación ha sido uno de los principales motivos de este crecimiento. Por otro lado, a principios de 2011, Mahou-San Miguel lanzó para el formato de 25 cl. en el canal de Alimentación de su marca de cerveza San Miguel Especial el nuevo tapón abrefácil.

En 2011, la compañía siguió avanzando en el ahorro de energía y de agua, en la reducción de emisiones, en el control de residuos y en la concienciación de los empleados sobre la optimización de los recursos. A todo ello, destinó más de 22 millones de euros. Combatir el cambio climático es uno de sus ejes prioritarios en este ámbito para lo que cuenta con un Plan de Movilidad Sostenible que se centra en mejorar el transporte haciéndolo más eficiente y menos contaminante y que ha sido premiado por el Ayuntamiento de Madrid con el galardón “Muévete en verde”. Además, en 2011 firmó un acuerdo con Endesa para el suministro de Energía Verde a sus 11 plantas, lo que supone una reducción de emisiones al medio ambiente de casi 40.000 toneladas de CO2 al año.

El Grupo forma parte del Pacto Mundial de Naciones Unidas, del Club de Excelencia en Sostenibilidad y del Foro Pro Clima y cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental certificado según las normas ISO 14001 y EMAS que permite identificar, evaluar y controlar los diversos aspectos ambientales en todas las fases del proceso productivo. El pasado año ha sido el de la consolidación del “compromiso activo” del Grupo Mahou-San Miguel a través del desarrollo de proyectos relacionados con la igualdad, la acción social y el voluntariado. De hecho, cuenta con la certificación Empresa Familiarmente Responsable (EFR).