Miles de ganaderos (5.000 según las cifras de la Policia y 20.000 según los convocantes) se manifestaron ayer en Madrid para pedir al Gobierno ayudas económicas por un importe de 130.000 millones de pesetas, una cantidad con la que, según los manifestantes, se podría comenzar a hacer frente a las pérdidas que sufre el sector por la crisis de las “vacas locas” y evitar su quiebra. Además, los ganaderos convocados por la Confederación de Organizaciones Agrícolas y Ganaderas (COAG) y las asociaciones Aprovac, Asovac y Arabovis, también solicitaron que el sistema de intervención pública se realice a un precio de referencia de 500 pesetas/kilo de canal y que la retira de los MER corra a cargo de la Administración. Desde el Ejecutivo, la secretaria general técnica del Ministerio de Agricultura, se comprometió a estudiar con el sector las “medidas económicas” solicitadas y a trasladar sus reivindicaciones al próximo Consejo de Ministros de Agricultura de la UE.