AMDPress.- El secretario general del Ministerio de Agricultura, Fernando Moraleda, aseguró ayer en el marco de la Feria Nacional del Vino (FENAVIN) que se está celebrando esta semana en Ciudad Real que la ciudad manchega tiene que convertirse en la capital mundial del vino. Moraleda indicó que la tercera edición de este evento supone un punto de inflexión respecto a la cooperación entre administraciones porque es la primera vez que el MAPA colabora con la organización. El ministerio ha apoyado la feria con una aportación de 36.000 euros.

De cara a los planes estratégicos que prepara el ministerio para el vino, Moraleda reclamó unidad y puso de manifiesto que si se concede más importancia a las divergencias el sector nunca será tenido en cuenta como se merece, sobre todo cuando se trata de un país líder en producción.

Con respecto a la OCM y a las negociaciones que se llevarán a cabo en Bruselas, Moraleda ha dicho que espera que sea designada por las comunidades autónomas la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, Mercedes Gómez, como representante de España para negociar junto con la ministra, puesto que es esta región donde se concentra la mayor cantidad de viñedo de España. FENAVIN abrió sus puertas el pasado día 9 de mayo y será clausurada hoy.