Sin conservantes, colorantes ni aditivos, Pink Albatross irrumpe en el mercado con una propuesta basada en ingredientes no artificiales. Fabricado en Ávila, cada helado está compuesto por entre siete y nueve ingredientes, destacando nutritivas frutas como el mango o el coco; cítricos como la lima y leches vegetales como la leche de coco o anacardos.

Esta gama cuenta con cinco sabores iniciales: chocolate negro, avellana, caramelo, straccia-coco y mango tropical. Todos ellos con la garantía plant-based y con una elaboración artesanal que comienza con la producción de la leche de anacardos. Una vez conseguida, se combina con ingredientes como la leche de coco, las grasas vegetales de cultivo ecológico y otros ingredientes secos (azúcar).

Pink Albatrosss es un producto vegano, sin conservantes, colorantes ni aditivos

 

Pink Albatross es un producto vegetal que pretende llegar a todos los públicos siendo un helado inclusivo pensado para los amantes de los helados, para los intolerantes al gluten; aptos para veganos y para las personas que intentan reducir el consumo de ingredientes artificiales. La variedad de sabores permite al que lo prueba transportarse a diferentes países como Ecuador y su chocolate puro; Italia y sus suelos de avellanas; Inglaterra con sus típicos English toffees; Sri Lanka y sus cocos ecológicos o Brasil con su mango tropical.

Detrás de Pink Albatross se encuentran los emprendedores Luke Saldanha y Pepe Biaggio. Luke, vegano desde hace más de cinco años, veía la falta de oferta de helados veganos y cómo los que había eran muy industriales. Mientras tanto, Pepe se formaba e informaba sobre productos saludables libres de alérgenos ya que su hija sufre diversas alergias alimentarias. Ambos apasionados de los helados decidieron unir sus caminos para crear un helado que respetase la pureza de los ingredientes, mínimamente procesado y de origen vegetal.

“Tras varios meses de trabajo hemos conseguido hacer tangible el producto que se identifica con nuestra filosofía. Si un ingrediente o el origen de este no se puede dibujar o tiene un nombre impronunciable, nunca estará en nuestros helados” comenta Saldanha.

Actualmente, Pink Albatross ofrece su producto en restaurantes y comercios con el objetivo a corto plazo de estar presente en todas las ciudades españolas. Además, trabaja en la creación de nuevos sabores que amplíen su oferta de producto.