Nestlé invertirá en los próximos meses 37 millones de euros en su fábrica de café soluble Nescafé, ubicada en Girona. Así lo ha anunciado el director general de Nestlé, Laurent Dereux, quien ha explicado que la dotación se destinará a la renovación de una línea de producción de café soluble a la que se incorporará tecnología avanzada.

Su entrada en funcionamiento, prevista para octubre de 2018, supondrá un incremento adicional del 20% de la capacidad de producción de la fábrica y permitirá la creación de entre 15 y 20 nuevos puestos de trabajo.

Tras esta renovación, la fábrica pasará de dos a tres líneas de producción de café soluble. En 2019, el centro de Girona producirá 38.000 toneladas de café soluble, buena parte de las cuales se destinarán a la exportación a países de Europa, Oriente Medio y Norte de África.

Con esta inversión, Nestlé habrá destinado a su fábrica de Girona más de 370 millones de euros desde 2007

Los avances tecnológicos incorporados a la línea renovada permitirán fabricar productos con nuevas texturas, más aroma y mayor cremosidad, así como producir los cafés solubles premium de la compañía y un renovado Nescafé Classic, según han explicado desde la compañía.

Con esta inversión, Nestlé habrá destinado más de 370 millones de euros a sus instalaciones de Girona desde 2007, parte de ellos empleados en la nueva planta de producción de cápsulas de Nescafé Dolce Gusto, cuya construcción dio comienzo en 2008.