Philadelphia dará en 2022 un importante paso para reducir su impacto ambiental, ya que, a partir de esa fecha, todos los envases fabricados en Europa se harán utilizando plástico reciclado.

De esta manera, las más de 500.000 tarrinas que se producen a diario en Hospital de Órbigo, en León, la planta de Philadelphia que Mondelēz International tiene en España, se fabricarán con plástico reciclado, lo que permitirá reducir considerablemente los residuos generados en el proceso de producción.

A partir de 2022, todo el packaging de este producto en Europa se hará con plástico reciclado

Para ello, Mondelez ha alcanzado un acuerdo con Berry Global Group, cuya tecnología permitirá sacar adelante este proyecto en materia de reciclaje, promoviendo así la economía circular, ya que hace posible el uso de plástico reciclado para los nuevos envases al recuperar y desviar los residuos que, de otra forma, acabarían en un vertedero.

Sin embargo, en España, el primer gran avance tuvo lugar en 2009 cuando se modificó la forma y los materiales de los mismos, ofreciendo no solo una mayor facilidad de uso y una mejor conservación del producto, sino una reducción notable en la cantidad de CO2. En esa misma línea, en 2019, Mondelez redujo en un 15% las emisiones de CO2 generadas a través de sus procesos de producción a nivel global.

“Es vital encontrar e implementar soluciones innovadoras y viables que eviten que el plástico siga contaminando el medio ambiente. Al formar parte de un proyecto pionero para usar plástico reciclado, Philadelphia está dando un gran paso a la hora de reducir los residuos generados y de apoyar la economía circular. En Mondelez, tenemos el compromiso de que todas nuestras marcas más icónicas trabajen en esta línea, dentro de nuestra misión de liderar el futuro del snacking al ofrecer el snack adecuado, en el momento adecuado y fabricado de la manera correcta”, según explica Vince Gruber, presidente de Mondelēz International en Europa.