El fondo ProA Capital ha adquirido una participación mayoritaria de Pastas Gallo, hasta el momento propiedad de la familia Espona Massana, por un importe superior a los 200 millones de euros. La familia mantendrá una participación minoritaria en la empresa. 

La oferta de ProA Capital se impuso finalmente al grupo formado por Ventura Equity Partners e Idilia Foods, también interesados en su adquisición.

Con esta operación el líder en el mercado español de la pasta seca, salsas, harinas y pan rallado busca impulsar su crecimiento y el de la marca Gallo. Los productos saludables, así como diversos tipos de pasta serán las principales apuestas para esta nueva etapa.

La empresa catalana fundada por José Espona Bañarés en 1946, facturó 200 millones de euros el año pasado y cuenta con una fábrica y sede social en El Carpio (Córdoba), además de plantas en Granollers y Esparreguera.

Esta operación está sujeta a su aprobación por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).