El grupo alicantino Proaliment, fabricante de especias y postres deshidratados, ha registrado un beneficio neto de 0,9 millones de euros (152 millones de pesetas) en 2000, lo que supone un incremento del 23,5% respecto al ejercicio anterior. La facturación ha crecido un 5,7% hasta 33,26 millones de euros (5.534 millones de pesetas). La división de especias de la firma propietaria de la marca Carmencita ha concentrado el 51% de las ventas.