Rafael Pérez, director general de Iberfruta-Muerza, es el nuevo presidente de CNTA (Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria), sustituyendo en el cargo a José Mª Ayensa; y Juan Miguel Floristán, director general de Florette Ibérica, es el nuevo vicepresidente sustituyendo a Pepe Salcedo de El Navarrico. Ambos nombramientos se han producido durante la reunión de los miembros del Consejo Rector del centro que ha tenido lugar en la sede, ubicada en la localidad navarra de San Adrián.

Además de los relevos en la presidencia y vicepresidencia, tres nuevos representantes de empresas socias de CNTA han entrado a formar parte del Consejo Rector: Cayo Martínez (Viuda de Cayo Sainz), Pedro Domínguez (Grupo Empresarial Palacios Alimentación) y Manuel Moracho (Las Lagunas de Sanchonuño). Asimismo, forman parte actualmente del Consejo Rector representantes de las empresas: Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE), Conservas El Cidacos, Grupo AN, General Mills, Conservas Lazaya Frutas y Dulces, además de instituciones como: Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de los gobiernos de Aragón, La Rioja y Navarra. Héctor Barbarin es secretario del Consejo como director general de CNTA.

Durante la reunión anual de socios se han comentado algunos de los principales proyectos en los que está inmerso el centro, como el proyecto europeo Hipster del que CNTA es coordinador y en el que participan socios de 6 países europeos. Como parte del Reto Social 2 del programa H2020 de la UE, este proyecto tiene como objetivo aplicar por primera vez en la industria agroalimentaria la tecnología de procesado por altas presiones combinado con la temperatura, para lograr alimentos más sostenibles, más seguros, más nutritivos, de mayor calidad y con una vida útil más larga.