La IGP Ternera Gallega registró, durante el pasado ejercicio, un crecimiento significativo destacando el incremento de un 7,3% en la carne comercializada. Así lo ha apuntado su presidente, Jesús González Vázquez, durante la presentación de las principales cifras del Informe de Actividad del año 2012 de esta Denominación de Calidad.

A nivel socioeconómico destacó el crecimiento de un 2% del número de ganaderías inscritas en la IGP, hasta conseguir las 7.654, una cifra muy significativa tanto en el sector como en el contexto rural actual. También resaltó que los precios en origen fueron estables y superiores a los de los años anteriores, con un incremento cercano al 4,2%, lo que favorece el mantenimiento de la actividad sectorial. El volumen de negocio en primera venta, entre la industria y la distribución, obtuvo 99,2 millones de euros en el año 2012, con un crecimiento del 8,7%, cifra que evidencia la importancia de las operaciones que se llevan a cabo y el valor añadido que aporta Ternera Gallega al sector de vacuno de carne en Galicia.

Respecto a la distribución geográfica, un año más, Lugo continúa siendo la provincia de mayor importancia en la Denominación, concentrando el 77% de las explotaciones inscritas, el 62% de los terneros registrados y el 57% de las canales certificadas.

La IGP Ternera Gallega colabora con los puntos de venta. Se vende principalmente en supermercados, que representan el 71% del total, y también en carnicerías y grandes superficies. Su consumo se reparte entre Galicia (46%), el resto de España (53%) y la exportación, que representa el 1%, consolidando su crecimiento en el Levante, Cataluña y zona Centro.

Ternera Gallega afronta el ejercicio 2013 con un plan de actuaciones para mantener la línea de valorización del sector. Así contempla la actualización del programa de control de la IGP de acuerdo con su Reglamento, con el Manual de Calidad y en el marco de la Norma Europea 45011, una vez conseguida la acreditación otorgada por ENAC; continuar con la potenciación en el mercado de la marca Ternera Gallega Suprema-Carne de Rubia Gallega; realizar estudios de investigación sobre la calidad de la carne amparada por la IGP y su mejora productiva y comercial; fomentar, de acuerdo con el nuevo Reglamento, los productos elaborados y semielaborados con carne certificada y se activarán nuevos convenios de colaboración con carniceros y cadenas de distribución. Además, continuará con su Plan de regularización productiva, fundamental para poder abastecer el mercado a lo largo del año.